LA EVALUACION: UNA CUESTION DE JUSTICIA SOCIAL

LA EVALUACION: UNA CUESTION DE JUSTICIA SOCIAL. PERSPECTIVA CRITICA Y PRACTICAS ADECUADAS

Editorial:
NARCEA
Año de edición:
ISBN:
978-84-277-2600-0
Páginas:
232
22,00 €
IVA incluido
Disponible en 3 días
Añadir a la cesta

Extracto del Índice:

Prólogo a la edición española. María Soledad Ibarra Sáiz y Gregorio Rodríguez Gómez
I. FUNDAMENTOS CONCEPTUALES
1. La evaluación desde la perspectiva de la justicia social. Cómo afecta la evaluación a la vida de los estudiantes.
2. Teorías de la justicia social. John Rawls y la tradición del contrato social de la justicia. Implicaciones para la evaluación.
3. Justicia social como reconocimiento mutuo. Axel Honneth. No reconocimiento y patologías sociales.
4. Justicia social y teoría de la práctica social. Theodore R. Schatzki. Un camino a seguir.
II. HACIA UNA EVALUACIÓN QUE FAVOREZCA LA JUSTICIA SOCIAL
5. Confianza. La industria del plagio. Calificación anónima. La evaluación como algo más que un contrato.
6. Honestidad. La carga laboral del profesorado y sus condiciones de trabajo. Calificar con precisión y exactitud.
7. Responsabilidad. Conocimiento de las prácticas de evaluación y de las expectativas.
8. Perdón. Desafiando la construcción social del fracaso.
9. Capacidad de respuesta. Capacidad de respuesta ante el conocimiento y ante el mundo laboral.

¿Qué son capaces de hacer los estudiantes y cómo contribuyen a la sociedad como resultado de sus propias experiencias de evaluación? Los objetivos principales de este libro son dos: proporcionar una comprensión teórica sobre por qué la evaluación debería ser entendida en términos de justicia social y avanzar hacia el cambio. Para ello, la autora reflexiona en torno a cinco aspectos clave de la evaluación para alcanzar una mayor justicia social que promueva el pleno desarrollo de profesorado y alumnado: la confianza, la honestidad, la responsabilidad, el perdón y la capacidad de respuesta. La evaluación para el cambio social es una idea que implica riesgo. Sin embargo, no podemos permanecer impasibles, mientras el papel del profesorado se va distorsionando y las convenciones sociales impiden el pleno desarrollo que las experiencias de evaluación deberían ofrecer al alumnado. La fundamentación teórica sobre la que se asienta este libro y los ejemplos concretos nos permiten considerar la evaluación desde una óptica muy diferente. Una lectura imprescindible no solo para el profesorado de educación superior, sino también para los y las estudiantes, para las autoridades académicas y para todas aquellas personas que, de una u otra manera, se relacionan con alguna práctica evaluativa.